Ni muy poco ni en exceso: aconsejan regular el ejercicio para cuidar el corazón y las arterias

Pese a los múltiples beneficios de la actividad física, los deportes muy intensos o de alto rendimiento también pueden favorecer el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

No hay que asustarse. La actividad física es, sin dudas, muy beneficiosa para la salud, sobre todo para el corazón. No obstante, hay límites a tener en cuenta. Como todo, los excesos nunca son buenos. Es por eso que los deportistas de alto rendimiento deben tener en cuenta ciertos consejos y advertencias médicas.

Una reciente investigación, realizada por la American College of Cardiology, advirtió que los deportes muy intensos favorecen la aparición de enfermedades relacionadas con las arterias coronarias.

“Parece que la prevalencia de estas enfermedades (angina de pecho e infarto) aumenta en aquellos que corren maratones (runners) o practican deportes extremos o de muy alta intensidad durante muchos años”, señaló Eduard Guasch, cardiólogo del Hospital Clinic, de Barcelona.

Sin embargo, el cardiólogo Hernán Provera (M.N. 112.732), de la Unidad Coronaria del Sanatorio Güemes y jefe de Prevención Cardiovascular en el Instituto Neurociencias Buenos Aires (INEBA), aclaró que este estudio es un indicio y alerta a tener en cuenta, pero no una evidencia científica determinante.

¿Puede el ejercicio intenso ser dañino para el corazón?
Para Provera, también coordinador del Programa Cesación Tabáquica (INEBA) y miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), “este estudio es un indicador a tener en cuenta que hay que ir evaluando muy de cerca”.

“Ya hace mucho tiempo que se viene viendo que el deporte de muy alto rendimiento puede tener efectos perjudiciales para el corazón. Puede suceder que aumente el calcio a nivel de las arterias y, como consecuencia, se desarrollen enfermedades cardiovasculares. Otra cosa que puede pasar con estos deportistas extremos es que se genere rigidez en el endotelio (capa interna de las arterias), que es el comienzo de la enfermedad aterosclerótica, principal causa por la cual se obstruyen las arterias del corazón, el cerebro y otros órganos”, precisó.

 

Según el especialista, esto puede suceder, pero no hay que alarmarse sino ser conscientes al respecto. “Los extremos nunca son buenos. Llevar al cuerpo al límite, más allá de las capacidades físicas individuales y exigirle al máximo pueden conducir a futuros problemas del corazón, en las articulaciones musculares y en muchas partes del organismo”, lanzó.

Sin embargo, insistió en que el deporte y la actividad física tienen muchos más efectos positivos que negativos en la salud. “Fallecen de enfermedad cardiovascular muchas más personas sedentarias que deportistas”, reveló.

 

“Los cardiólogos recomendamos que la gente no caiga en el sedentarismo ni tampoco que lleve su cuerpo al límite. El ejercicio que sí ha demostrado múltiples beneficios es aquel que se practica moderadamente (se calcula media hora de caminata intensa diaria, cinco veces a la semana, o no menos de 150 minutos semanales)”, aconsejó.

Además, recordó que el ejercicio “disminuye los valores de presión arterial, de azúcar en sangre, mejora la frecuencia cardíaca, aumenta las endorfinas, reduce el estrés y mejora el estado de ánimo”.

Qué estudios médicos se recomiendan antes de hacer deporte
Realizar ejercicio físico sin saber si estamos en condiciones supone un riesgo para nuestra salud. La confección del certificado de aptitud física es un requisito fundamental para la práctica segura de cualquier tipo de actividad o deporte. Su principal objetivo es detectar patologías y prevenir riesgos. Esto se logra a través de un interrogatorio, un examen físico y estudios complementarios.

Diego Bares (M.P. 111.650), especialista consultor en clínica médica, recomendó: “A quienes desean empezar a entrenar, les solemos pedir una rutina completa de laboratorio (que incluya glucemia y el perfil lipídico), una placa de tórax, un electrocardiograma, una ergometría y un ecocardiograma. Con esos estudios, se abarcan, las patologías más significativas que pueden llegar a generar algún tipo de episodio cardiovascular”.

Por su parte, Provera explicó: “Para disminuir ese riesgo, es vital contar con un certificado de aptitud física y seguir las pautas médicas según las condiciones de cada paciente en particular. Desde INEBA, sugerimos que quienes practiquen deportes competitivos o extremos se realicen un chequeo cardíaco para conocer el estado de su corazón y saber si pueden realizar ese tipo de actividad física”, explicó.

En qué consisten los exámenes previos a encarar un deporte
Los especialistas precisaron que la evaluación mínima de primer nivel para el apto físico cardiovascular en deportes competitivos debe comprender:

Un interrogatorio médico.
Un examen físico completo.
Un electrocardiograma de reposo.
Una ergometría de 12 derivaciones en mayores de 40 años o de 30 con factores de riesgo coronario.
Un ecocardiograma doppler en el caso de deportistas de alto rendimiento mayores de 16 años.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO