Fibrosis pulmonar y hepática: beneficios desconocidos de la inmunoterapia

La fibrosis es producto de las enfermedades crónicas, es un trastorno en el que el tejido de los órganos sufre una cicatrización excesiva. Un nuevo estudio realizado por investigadores suizos llegaron a conclusiones sorprendentes.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Zúrich, en Suiza, ha desarrollado una inmunoterapia que se dirige a su causa, los fibroblastos activados, pero sin dañar las células normales del tejido conectivo. Si este método funciona también en humanos podría sentar un precedente para un tratamiento eficaz de la fibrosis.

La fibrosis es una proliferación patológica del tejido conectivo que destruye el tejido del órgano. Se estima que es responsable de hasta el 45% de la mortalidad en los países industrializados. Suele ser la consecuencia final de algún daño crónico y puede producirse en cualquier tejido del cuerpo, aunque los más afectados generalmente son los pulmones, el corazón y los riñones

Cuando se inflama o cuando se produce algún trastorno vascular se puede causar daños crónicos en los órganos. Se activan los fibroblastos, que empiezan a proliferar sin control y crean depósitos de tejido fibroso. Estos depósitos de tejido cicatrizan el tejido del órgano, y lo destruyen de a poco. El órgano afectado empeora notablemente y deja de funcionar hasta que falla por completo.

Es por esto que el grupo de investigación de la Universidad de Zúrich desarrolló una nueva estrategia para eliminar los fibroblastos de forma selectiva. El estudio fue publicado en la revista ‘Cell Stem Cell’. “En animales, pudimos desencadenar una respuesta inmunitaria similar a la de una vacuna, en la que se destruyeron las células del tejido conectivo activadas mientras que los fibroblastos en reposo quedaron indemnes», explica el director del estudio el profesor Christian Stockmann, del Instituto de Anatomía de la Universidad de Zúrich. Los investigadores lograron reducir la fibrosis en órganos vitales como el hígado y los pulmones, sin dañar el tejido sano.

Esta es la primera investigación que resultó exitosa. Las investigaciones previas fallaban porque dañaban los fibroblastos en reposo. Los fibroblastos en reposo resultan importantes para mantener la estructura y el funcionamiento del tejido sano. Justamente por eso, los investigadores estudiaron las diferencias entre las superficies de las células del tejido conectivo en reposo y las activadas.«Nuestros análisis asistidos por ordenador revelaron que los fragmentos de dos proteínas de superficie -Adam12 y Gli1- que pueden ser detectados por el sistema inmunitario, están presentes en gran número en los fibroblastos activados, mientras que hay muy pocos en las células en reposo», detalla Stockmann. Estos genes proteicos son estimulados por el daño tisular crónico, es decir que los fibroblastos activados producen dichas proteínas en mayor cantidad.

Luego, los investigadores utilizaron las dos estructuras superficiales como vacuna en ratones para desencadenar una respuesta inmunitaria a través de células T citotóxicas. Las células inmunitarias suelen eliminar las células infectadas por virus o cancerosas.»Con la inmunoterapia recién desarrollada, pudimos eliminar los fibroblastos de forma eficaz en los ratones, reduciendo así la fibrosis en el hígado y los pulmones, sin afectar al tejido de los órganos sanos», añade Stockmann. Si los científicos consiguen desencadenar exitosamente una respuesta inmunitaria específica comparable en humanos, la inmunoterapia basada en vacunas podría utilizarse en el futuro para el tratamiento de pacientes con fibrosis orgánica.

 

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO