La bebida que retrasa el envejecimiento de la piel, mejora la digestión y es ideal para los días de calor

El refresco potencia la salud del intestino y lo depura de todo tipo de toxinas; además la presencia de vitaminas tiene efectos beneficiosos sobre la piel

Fresco y fácil de hacer. El batido de papaya y linaza es una bebida poco convencional que tiene efectos prometedores en la salud. Fuente de fibra, vitaminas A y C, minerales como calcio, potasio, hierro y fósforo y, antioxidantes, entre ellos los betacarotenos, este refresco “es ideal para combatir el estreñimiento intestinal y proteger la salud digestiva y cardíaca”, comenta Yael Hasbani, Health Coach, especialista en Nutrición Holística.

Según el influencer estadounidense Anthony William, quien usa el pseudónimo de Medical Medium en redes sociales para difundir consejos sobre alimentación y vida sana, la papaya tiene importantes virtudes.

En su página web la describe como “una de las frutas curativas y más ricas en nutrientes del planeta. Tiene un efecto calmante y limpiador en el tracto digestivo y ayuda a eliminar los desechos tóxicos. También disminuye la hinchazón y la inflamación y es fenomenal para curar cualquier tipo de trastorno digestivo”. Y continúa: “Sus semillas negras son picantes y se las puede usar para espolvorear batidos o ensaladas y obtener beneficios adicionales para la salud”.

Además, este alimento también posee la característica de ser hidratante. “La papaya es un alimento rico en agua y bajo en calorías. Producto de su elevado porcentaje de agua, que se estima que ronda entre un 80 y un 90% de su composición, es un excelente diurético”, cuenta Natalia Antar, nutricionista del Hospital Británico de Buenos Aires (M.N.: 8271).

Se trata de una fruta que está disponible durante todo el año, y precisamente en la Argentina, su mayor centro de producción se da en el norte del país, sobre todo en las provincias de Salta y Jujuy, localidades que además de comercializarla en su formato original, son pioneras en la creación de conservas y mermeladas.

Por otro lado, la elección de sumarle al batido de papaya semillas de lino, dice Hasbani, tiene que ver con la cantidad de fibra que este diminuto alimento contiene: “Ayuda a reducir principalmente la absorción de azúcares y grasas en sangre, combate el colesterol malo (LDL) evitando que se tapen las arterias y mejora la salud del intestino”. De hecho no es casual que haya sido uno de los alimentos vegetales que consumían los egipcios y chinos, pioneros en incorporar esta semilla como parte de la medicina ayurvédica.

Tanto la papaya como el lino tienen varios nutrientes en común que redoblan los efectos del batido. Aunque también aporta en pequeñas cantidades hidratos de carbono y azúcar. Acerca de la manera de consumir esta bebida de papaya y semillas de lino, los especialistas consultados comentan que son una buena alternativa para disfrutar en el desayuno, como snack a media mañana o a la tarde. Sin embargo coinciden y advierten que no se lo debe adoptar como la única fuente de alimento. Es decir, para experimentar sus beneficios se lo tiene que tomar en un plan de alimentación saludable, equilibrado y variado.

Los beneficios del batido
1)Mejora la digestión
Según William, la papaya es la fruta número uno en cuanto a digestibilidad, el factor que revela cuál es el potencial que tiene un ingrediente de ser digerido, absorbido y aprovechado por el organismo: “Cada papaya contiene más de 500 poderosas enzimas digestivas que actúan como protector gástrico: ayudan a mantener la salud del páncreas, atenuar la acidez y el dolor estomacal, evitar la gastritis y las úlceras, reparar las paredes del tracto intestinal y reducir la inflamación”.

Puntualmente, desde el portal especializado en salud, Healthline, señalan que la enzima llamada papaína, facilita la digestión de las proteínas. Sumado a ello, informa William a través de su página web, esta fruta posee aminoácidos que podrían colaborar en eliminar las toxinas que se encuentran en el tracto digestivo.

Pero no es lo único. La fibra presente tanto en la papaya como en las semillas de lino, hacen de este batido uno ideal para evitar el estreñimiento y los problemas estomacales. En términos de Hasbani, este nutriente es imprescindible para el adecuado funcionamiento del intestino y para normalizar su movimiento. “Reduce el riesgo de desarrollar hemorroides y divertículos, que son pequeñas bolsas que se ubican en la pared intestinal”, dice la experta.

2)Protege la piel
El batido de papaya y semillas de lino, mejora la salud y la resistencia de la piel. En palabras de William, “es fuente de juventud”. Esto se debe a la presencia de la vitamina A en la papaya. A su vez, este batido es fuente de vitamina C y licopeno, sustancia que también se la conoce con el nombre de betacaroteno y que actúa como antioxidante.

Entre las funciones principales de estos componentes, indican desde en Healthline, son la de proteger a la piel de los radicales libres, sustancias tóxicas que circulan por el ambiente y que si se acumulan en exceso pueden causarle daños y opacarla. Estas vitaminas también colaboran en reducir los signos de envejecimiento característicos del paso del tiempo.

Por otro lado, desde Medical News Today, señalan que esta fruta “es excelente para mantener saludable el cabello debido a que produce sebo, necesario para mantenerlo hidratado”. Un informe de la misma entidad reveló que diversos estudios realizados a lo largo del tiempo, encontraron que las enzimas proteolíticas quimopapaína y la papaína de la papaya promueven la cicatrización de heridas y previenen infecciones en áreas con quemaduras.

3) Es cardioprotector
Además de colaborar en la salud intestinal, la fibra también protege al corazón debido a que “ayuda a erradicar la acumulación del colesterol malo (LDL) en las paredes de las arterias contribuyendo a mantener en equilibrio la presión arterial y a evitar distintos eventos cardíacos”, precisa Hasbani. La National Institutes of Health (NIH por sus siglas en inglés), sugiere un consumo diario de fibra de aproximadamente 38 gramos para hombres y 25 gramos para mujeres.

Cómo preparar el batido de papaya y semillas de lino
Quien desee preparar un batido de papaya y semillas de lino, hay algunos trucos a considerar.

Qué fruta elegir y cómo darse cuenta que está madura
Hay dos variedades principales de papayas en el mercado. La Maradol tiene el tamaño de una pelota de fútbol y después están las pequeñas, que entran en la palma de una mano. Según William, lo mejor es elegir la fruta más grande porque contiene la mayor cantidad de propiedades nutritivas y curativas.

Otro punto a tener en cuenta la hora de hacer un batido es que las papayas estén maduras, en este caso el sabor será aun más dulce y resultará más fácil que se licúe.

Para saber si están en este estado, el color de la cáscara debe oscilar entre tonos rojos, naranjas y amarillos; jamás verde. También se la puede apretar suavemente con la yema de los dedos y si se hunde, quiere decir que está blanda y apta para hacer el batido, en caso de que estuviera firme, le falta tiempo de maduración.

Las cantidades:
Para hacer un vaso de este batido, Antar afirma que se necesitarán 120 gramos de papaya cortada en cubos, sin cáscara ni semillas, agua mineral o leche (en cantidad necesaria), endulzantes a elección y una cucharadita de lino.

La preparación
Todos los ingredientes se deben mezclar en una licuadora aunque el agua o la leche se deberán agregar de a poco hasta lograr que la consistencia esté líquida.

Con respecto a las semillas de lino, Hasbani recomienda molerlas previamente hasta formar un polvo, “así se incorporarán todos sus nutrientes, incluso la fibra soluble que se encuentra en su interior, de lo contrario, si se la consume entera, solo se aprovechará la fibra insoluble ubicada en la cáscara”. En estos casos la especialista aconseja que se muelan al momento de usarlas, de lo contrario “si quedan a la intemperie, expuestas al aire, se oxidan”.

Al momento de elegir entre hacerlo a base de agua o de leche, Antar comenta que de eso dependerá el grado de salud de la persona: “Hay que remarcar que cuando la fruta se licúa, como no hay un proceso de masticación, la saciedad es menor y la digestión será mucho más rápida, por lo que el azúcar que ingresa del alimento se absorberá mucho más rápido”. Por tal motivo, la nutricionista aconseja a las personas diabéticas o insulino resistentes combinarlo con leche en vez de con agua para que no se dispare la glucosa.

En última instancia, los grupos poblaciones que deben tener cautela con la ingesta del batido de papaya y lino, señalan desde Medical News Today, son las personas con alergia al látex, un tipo de proteína que se encuentra en las plantas y que si se cruza con las quitinasas, enzimas presentes en la papaya podría generar una reacción alérgica.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO