Cambiar la forma de comer y de moverse, las dos claves para adelgazar sin hacer dieta

Aconsejan realizar al menos tres comidas diarias, reducir el azúcar, aumentar el consumo de verduras y hacer actividad física intercalando cardio y fuerza. Ideas y trucos que pueden ayudar a restar calorías a nuestra vida.

La ilusión de poder adelgazar sin hacer dieta o comer lo que nos dé la gana y no engordar, es el sueño de muchos y, en la actualidad existen nuevos métodos para bajar de peso sin la necesidad de estar controlando permanentemente lo que comemos: la clave es realizar pequeños cambios en la forma de ingerir los alimentos y en la de movernos.

“Los nutricionistas, médicos estéticos y endocrinos ya no hablamos de ‘dieta’ porque esa palabra ha quedado en desuso por las antiguas connotaciones negativas y restrictivas que nos recuerdan a la eterna ‘pechuga y lechuga’”, reveló el Dr. Leo Cerrud.

Cerrud, especialista en Nutrición en la ciudad española de Madrid dijo: “Ahora se trata de involucrarnos con el paciente, adaptarnos a sus vida y horarios, intervenir en aquellos hábitos malos y potenciar los buenos, metiéndonos en su cabeza. No existen dietas milagrosas, existen métodos más o menos efectivos y buenos profesionales que te ayudan semana tras semana a quitarte esos kilos de más o a enseñarte cómo comer bien para vivir más y mejor”.

Errores nutricionales y trucos para reducir calorías
El especialista indicó que hay varios errores que cometemos sin darnos cuenta a la hora de comer y que podrían ahorrarnos muchas calorías y entre esos errores, enumeró: “Snacks hípercalóricos, azúcar, fritos y comidas tradicionales llamadas ‘de la abuela’ que en ocasiones pueden ser bombas calóricas y fiestas de colesterol”.

Cerrud dio a conocer algunas ideas y trucos que pueden ayudar a restar calorías a nuestra dieta:

Eliminar lo industrial y procesado.
Reducir el azúcar.
Desterrar las bebidas azucaradas y carbonatadas, además de los jugos, ya sean naturales o industriales.
Aumentar el consumo de verduras con menos calorías y disminuir el de legumbres.
Ingerir fruta solo por la mañana.
Comer cinco veces al día y no esperar a tener hambre.
Entre horas se puede optar por consumir frutos secos, queso, fiambre natural, jamón serrano, lomo o yogur, debido a que son alimentos más saciantes.
Lee también Dieta nórdica, la nueva moda para adelgazar

“Las ‘pastillas para adelgazar’ son un mito, no funcionan. Existen las famosas aceleradoras del metabolismo, que no son otra cosa que cafeína a dosis altísimas que no todo el mundo puede tolerar porque estás todo el día, nervioso, con temblores y hasta insomnio. Lo mejor para acelerar el metabolismo es hacer ejercicio”, aseveró.

Cuanto más te movés, más quemás
Comer de forma inteligente es el primer pilar para no tener que preocuparte por tu peso, el otro es la actividad física, moverse a lo largo del día para que la balanza calórica se incline a tu favor.

“La actividad física regular es importante para gozar de buena salud, además de los múltiples efectos positivos que transfiere a nuestra salud mental: ayuda a reforzar el sistema inmunitario, a mejorar el bienestar emocional, a mantener fuerte la musculatura, a llevar una vida más sana y activa, pero, sobre todo, es fundamental si se trata de perder peso o de mantener un peso saludable”, dijo Eloïse Cilia, especialista en contenido fitness en Basic-Fit Internacional.
Además, explicó que una mayor actividad física aumenta el número de calorías que el cuerpo utiliza para obtener energía: “De esta manera, la quema de calorías a través de la actividad física, combinada con la reducción del número de calorías que se ingieren, crea un déficit calórico que da lugar a la pérdida de peso. Hacer una comida equilibrada al menos tres veces al día (desayuno, almuerzo y cena), con porciones más pequeñas y medidas, dará como resultado una menor ingesta de calorías necesaria para perder peso”.

En cuanto al entrenamiento, señaló: “Hay diferentes maneras de enfocarlo si se quiere perder peso, pero siempre hay que recordar que se debe intercalar cardio y fuerza. Los ejercicios de cardio son muy buenos para la resistencia y ayudan a calentar antes del entrenamiento, mientras que los de fuerza tienen un efecto postcombustión (el gasto de energía adicional que se produce después del ejercicio) más prolongado”.

 

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO