Tips para hacer pan casero de forma saludable

Durante la cuarentena, amasar se convirtió en un hobby. El hábito promete sostenerse en 2021 con ingredientes y mixturas más beneficiosos para el cuerpo.

La pandemia trajo muchos cambios de hábitos, la mayoría de ellos positivos. El encierro hizo que nuestra faceta creativa se manifestara y en el ámbito de la cocina es donde más se notó. El pan casero fue el rey de la gastronomía hecha en casa, y esa costumbre de amasarlo en familia promete seguir con mayor fuerza.

Muchos decidimos hacer nuestro propio pan por varios motivos. Para algunos, amasar fue una especie de terapia de descarga nerviosa. Para otros, significó una estrategia para evitar comprar productos en locales o panaderías y, así, no exponerse al virus. También están aquellos que optaron por lo hecho en casa porque decidieron mejorar su alimentación.

 

Consumir pan casero es bien visto por los expertos. “Volver a la comida real fue uno de los desafíos de los nutricionistas en la educación alimentaria de sus pacientes”, asevera Teresa Cóccaro, nutricionista (M.N. 5.705), a Con Bienestar.

El pan pertenece al grupo de los hidratos de carbono, por lo cual aporta energía. Se trata de un alimento saludable que se puede incluir en cualquiera de las cuatro comidas del día, siempre y cuando se haga en una porción adecuada.

Lo más importante al momento de prepararlo es elegir hacerlo con ingredientes que sean beneficiosos para la salud del cuerpo como el salvado, el centeno, la cebada o la avena que incorporan fibra a la dieta.

“La fibra tiene una acción protectora de diferentes enfermedades como las cardiovasculares. También protege el sistema inmune y frena la diabetes. Sirve para la prevención de tumores y, además, genera saciedad, por lo que se convierte en el ingrediente estrella del pan”, explica la nutricionista.

Otro ingrediente ideal para sumar al pan son las semillas, que por su aporte de omega 3 resultan un nutriente protector de enfermedades cardiovasculares y neurológicas. Se puede usar el famoso mix en el que se incluyen chía, girasol, mijo y lino.

Además, podemos enriquecer la preparación con leche o queso y, de esta manera, lograr un aporte extra de proteínas y calcio. También se puede elegir hacerlo con o sin sal (apto para hipertensos) y con o sin gluten (para los celíacos) por lo cual nadie queda afuera de poder comerlo. Sólo se trata de adaptarlo según la patología y los gustos que presente la persona.

¿El pan engorda?
Es importante destacar que el pan no engorda, porque no existe un alimento que por sí solo produzca aumento o descenso de peso.

Las personas aumentamos de peso porque consumimos más calorías de las que gastamos, y eso se da por una combinación de varios factores, entre los que se encuentra una alimentación poco adecuada, un consumo excesivo de comida y el sedentarismo.

“Lo que no sugerimos para el consumo diario (que no quiere decir que no se pueda comer de vez en cuando) es el pan blanco. Este alimento si bien aporta igual cantidad de calorías que cualquier versión integral o de salvado, no produce ningún efecto protector sobre la salud ya que no tiene fibra”, indica Cóccaro.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO